En crear en las escuelas espacios seguros de responsabilidad y de respeto que promueven el diálogo, la consecución de acuerdos y el reconocimiento de los derechos humanos
En que niñas y niños son capaces de adquirir herramientas para resolver conflictos y adoptar nuevas formas de convivencia y que están decididos a tomar un papel activo en pos de su comunidad
En que a través de la educación es posible construir un mejor país